jueves, 8 de septiembre de 2011

EL JOVEN VÁNDALO

   Hoy se hace eco la prensa de la última hazaña del jovenzuelo:  harto de alcohol y drogas,  se ha peleado con otros como él y juntos han dejado importantes daños en un autobús.  Todo ello en las primeras horas de la mañana,  tras toda una noche de botellona.  Lleva en su bolsillo aún la navaja,  que afortunadamente esta vez no ha usado,  huele a vómitos y a violencia pero sabe que ante cualquier apuro, le basta con argumentar que es menor.
   Tiene padres,  gente normal que no sabe serlo y prefiere no ver lo evidente,  asegurando que todos los chicos de esa edad son iguales,  engañándose solo a ellos mismos,  porque no es cierto que así sea.  Mejor no preguntar ni mirar el reloj a su llegada,  mejor ignorar las advertencias de profesores y tutores  sobre su comportamiento,  mejor pensar que todo se debe a la actual crisis de valores que personas como ellas están provocando con su extremada permisividad.  Mejor hacer que se ignora que lleva navaja.
   Hoy ha vuelto,  en lamentable estado,  pero ha vuelto;  quizás otro día no lo haga porque otro niñato se ha cruzado en su camino,  con su misma educación,  con sus mismos valores.  Quizás porque también lleve navaja.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario