sábado, 24 de septiembre de 2011

LAS LISTAS Y LOS LISTOS

   Cualquiera pensaría que me refiero a las listas de los distintos partidos políticos,  cara a las ya próximas elecciones y tendría razón.  Porque en ellas,  en las listas,  hay que ubicar ahora a los listos.
   Parece consensuado por todos que el partido gobernante va a sufrir una debacle colosal,  que le situará en la oposición y "molido a palos";  tanto es así que el Sr. Rajoy ya dice lo que va a hacer próximamente y no lo que haría si se le votase.  Mira que si...
   Otro tanto sucede con Arenas,  aunque éste,  escarmentado por su histórico,  lo hace en voz  baja,  entre los suyos,  añadiendo:  "no vaya a ser que..."
    Pero el PP está dando ejemplo de seriedad,  al menos por estos lares,  a la hora de confeccionar sus listas.  Algunos lo llaman hermetismo,  quizás esperando oir voces en su patio, en el que no se oye nada.
    Para el PSOE se avecina una nueva experiencia porque saben que el listón sube,  más de lo que ellos creen,  casi tanto como temen y  menos de lo que merecen,  según alguna de las  familias que lo habitan.  Aquí sí que se oyen voces y no hace falta acercarse mucho al patio.
    Al subir el listón,  que no es,  éste,  un listo muy grande,  se sabe que los que queden debajo tienen pocas posibilidades de salir elegidos y por eso algunos hablan tanto y tan alto.
    El otro listón,  este sí que es un listo muy grande,  larga codazos a diestro y siniestro y se coloca por encima del anteriormente mencionado y detrás van colocándose los más listos hasta llegar al mismo.
    Una vez confeccionada la lista,  ya habrá tiempo de pensar en los méritos que la justifican,  pero eso suele ser lo de menos.  A los afiliados el comité ya les ha fijado su posición:  les toca aplaudir.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario