viernes, 23 de septiembre de 2011

SEXO ESPORÁDICO

   Me cuentan que la policía anda tras una organización que pone anuncios clasificados en prensa,  solicitando hombres para sexo esporádico con señoras,  gratificado.  Se dan algunas variantes y pueden encontrarse reclamos para atender a supuestas señoras maduras,  damas de alto nivel, etc. 
   Quienes pican el anzuelo,  tras contactar telefónicamente,  han de remitir una cantidad moderada a determinada dirección,  por conceptos diversos.  Naturalmente,  el dinero se pierde y el calentón no se calma,  porque las supuestas señoras necesitadas de sus servicios no existen más que en la mente del aprendiz de gigoló y en la de los organizadores del moderno tocomocho,  que en este caso sí parecen ser señoras.
   Así, quien esperaba sexo esporádico,  se encuentra burlado y estafado,  aunque alguno ha interpuesto la correspondiente denuncia y las autoridades están sobre el tema.  Ya puedo imaginar la coña en  comisaría:
-Así que Vd. esperaba echar una cana al aire y encima sacar dinero,  con lo del esporádico ese...
   La picarezca existe porque existe la imbecilidad;  todos los días salen los  pícaros buscando cretinos para timarles.    A esos deberían aplicarles la atenuante de labor benéfica,   porque consiguen hacernos sonreir en estos tiempos en que tan pocos motivos tenemos para ello,  aunque solo sea,  como con el sexo de los anuncios,  esporádicamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario