jueves, 6 de octubre de 2011

BANCO DE ESPAÑA

   Es creciente la indignación conforme se conoce con más detalles el racimo de indemnizaciones que han recibido o recibirán algunos exdirectivos de cajas que han debido ser intervenidas ante su lamentable estado financiero.  Millones de euros que se embolsan quienes las han llevado a dicha situación,  sin el menor escrúpulo ni atisbo de vergüenza.
   A todo esto,  quien ha quedado en evidencia es el Banco de España,  con su gobernador a la cabeza,  el Sr. Fernández Ordóñez,  de quien recordamos con cuanta insistencia y rotunda impertinencia exigía al gobierno español drásticas medidas sociales y laborales,  que él y otros como él consideraban necesarias para afrontar la crisis.  Estas medidas se han puesto en práctica y representan ya una vergonzosa pérdida de derechos del trabajador en nuestro país,  pero él no ha vigilado a las cajas que han estado repartiendo el botín,  causando pérdidas que deberían abocarle a una dimisión inmediata.  Esto es lo que conocemos por el estado de dichas entidades;  algún día nos enteraremos de otros repartos en las que no pasan por esos apuros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario