miércoles, 12 de octubre de 2011

EL FOSO

   De nuevo la historia de un personaje nos retrotrae a un lugar y a otros tiempos,  donde la intolerancia, el odio, la cobardía de la masa,  la valentía de coñac de garrafón,  el sectarismo,  la ignorancia,  la prepotencia,  el analfabetismo,  la venganza y el fanatismo se conjuraron para llevar a personas que pensaban distinto frente al pelotón de fusilamiento.  En Cádiz fueron unos y el lugar elegido el foso de Puerta Tierra,  mientras en cada rincón de España fueron unos u otros,  en lugares distintos,   con el mismo fín,  la misma inquina e igual desprecio a la vida humana.  Malditos todos.
   Fuera del campo de batalla,  donde todas las ideas de todos los tiempos se han enfrentado con el valor y la bandera de cada uno,  quedaban los que,  en cada lado,  echaron mano de ese fanatismo,  la venganza,  el analfabetismo, la prepotencia, la ignorancia, el sectarismo, la cobardía de la masa, el odio y la intolerancia, empapándose de coñac de garrafón para sus tropelías.
   Lo dicho.  Malditos todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario