miércoles, 12 de octubre de 2011

LA BARQUILLA

Esta imagen me trae recuerdos de hace muchos años,  con atracciones de feria como  "La Barquilla",   con hasta cinco barcas sujetas a un eje,  de forma artesanal y precaria,  donde los niños de la época competíamos en volar lo más alto posible  hasta dar las varas que nos soportaban en el improvisado techo del montaje.  El encargado de la atracción daba el primer "empujón" y cada uno hacía,  puesto en pié y no sentado,  que la inercia y poco sentido común de todos,  nos pusiera por unos minutos en situación de volar  mientras quedaban expectantes abajo los que esperaban turno.  Después sería seguramente el  "carro de las patadas" la atracción elegida:  un carrusel del que pendían,  sujetas por cadenas,  una serie de sillitas metálicas,  que la velocidad de giro hacía igualmente tomar vertiginosa carrera.  A esto había que añadir lo que nos gustaba coger la que teníamos delante y despedirla a patadas.  Otros tiempos,  otras costumbres,  otros niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario