domingo, 23 de octubre de 2011

UNA MEMEZ

   Cara a las ya próximas elecciones,  el Partido Popular lo tiene tan fácil que le basta con sentarse pacientemente hasta la fecha prevista.  Las circunstancias,  el no haber sabido qué hacer frente a ellas y,  en definitiva,  la deficiente gestión del gobierno actual se lo ponen en bandeja.
   Por eso sobran los alardes de impaciencia de quienes no saben estar a la altura;  González Pons debería hacer algo más que pedir disculpas y dejar su puesto a alguien más responsable.  Por demostrar que en el partido que aspira a gobernar hay la sensatez que a él le ha faltado,  por simple coherencia.

1 comentario:

  1. Andrés de Andrés24 de octubre de 2011, 0:41

    González Pons ha pedido disculpas por el comentario que da lugar a esta entrada. Ello me lleva a cambiar su título.

    ResponderEliminar