lunes, 28 de noviembre de 2011

BAZARES DE BOTELLONA

   Ya sé que es un chiste fácil y sabido pero no deja de tener su gracia:  llaman reyes católicos a los chinos de las tiendas porque están echando a los  " moros ".
   Lo cierto y verdad es que los orientales están ganando terreno y cada vez son menos los marroquíes en los bazares.  Ahora se han manifestado exigiendo la llamada segunda licencia para poder vender alcohol en sus establecimientos.
   Detrás de todo esto se oculta una realidad:  son comercios que mantienen horarios ideales para los jóvenes de la botellona y han estado vendiendolo todo el tiempo,  hasta que algunos ayuntamientos les han puesto multas por esa actividad.  Venden alcohol y tabaco en buena parte de ellos,  les importa un pimiento la edad del comprador y mantienen en muchas ocasiones unas condiciones higiénicas discutibles.
   Su proliferación y mantenimiento conforma un secreto a voces que no pasa desapercibido y ya son una cantidad considerable,  tanto que comienzan a manifestarse exigiendo manga ancha,  como si en su país de orígen estuvieran acostumbrados a manejarse como lo hacen aquí. 
   Quieren el mercado nocturno del botellón sin los sobresaltos de las inspecciones.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario