sábado, 26 de noviembre de 2011

NIÑOS ROBADOS

   Lo que comenzó como algo aislado,  recordándonos  sucesos de los oscuros tiempos de brutal represión de algunas dictaduras militares en países hermanos,  se ha ido convirtiendo en una avalancha de denuncias con enorme grado de verosimilitud en España.
   Un grupo de madres y hermanas reclaman conocer el paradero de recién nacidos,   desaparecidos todos en circunstancias similares y mediante la intervención de médicos y religiosas identificados en muchos casos.  Se les notificaba la muerte del neonato y les ofrecían hacerse cargo de todos los trámites,  enseñando,  solo en algunos casos,  el cadáver de niños que parecían tener mayor desarrollo.
   Hay demasiadas coincidencias en centros y en personal como para ignorar estas historias,  pero en España tenemos aún miedo a conocer demasiadas cosas;  nos hemos acostumbrado a mirar para otro lado y a vivir en eterna postguerra.  
  
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario