sábado, 12 de noviembre de 2011

TEORÍA DEL TRABAJO

   Los años y el aprecio seguramente inmerecido de gentes con quienes compartí trabajo y ocio laboral,   hacen que me enfrente con frecuencia a  solicitudes de aceptación y/o opinión de difícil trámite,  sobre decisiones generalmente ya asumidas. 
   Reconozco que aplico para ello una teoría puesta a prueba por mí mismo y de la que estoy plenamente convencido:
   "  En una estructura laboral competitiva hay que buscar siempre la promoción hacia puestos que faciliten el acceso a la puerta de salida de la misma,  en el momento oportuno y con los mejores beneficios para ambas partes ".
   Ya sé que suena raro,  así en frío,  pero si usted tiene como misión aportar beneficios y crecimientos a su empresa y no entiende esta frase,  haría bien en dedicarse a otra cosa.  Es más,  suponiendo que sí la entiende pero no suma a sus circunstancias antes descritas la necesidad de reportar igualmente crecimiento y beneficios a su familia,  haría bien en dedicarse a otra cosa.
   Si aún así no me entiende es porque soy muy torpe explicándolo;  ni se le ocurra plantearse que es usted responsable de no hacerlo.  Pero cambie de trabajo.
  
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario