sábado, 17 de diciembre de 2011

COMPRENSIVA EUROPA

      Desde los despachos de Bruselas,  se ha decidido no renovar el acuerdo con Marruecos en materia de pesca,  para presionar a este país por su actitud en el Sahara y de paso ahorrar los millones que se le entregaban para progreso del pueblo en el bolsillo del monarca.  Ya alguien lo ha descrito acertadamente como una patada al vecino país en el trasero de los pescadores españoles,  con la colaboración de nuestros propios parlamentarios allí destacados.
     Nuestro tradicional y desinteresado amigo de toda la vida nos ha dado de tiempo para abandonar sus aguas jurisdicionales el  de arrancar los motores y salir zumbados,  antes de que sus patrulleras comiencen la caza del barbateño.
     Pero nuestros pescadores no tienen porqué preocuparse,  ya que las comprensivas autoridades europeas,  con la colaboración y beneplácito de las españolas,  han aumentando el cupo de embarcaciones que podrán a cambio pescar en el golfo de Cádiz,  un área esquilmada y con escasa pesca que difícilmente pondrá mantener dicha flota.
     Puestos a ser generosos,  podrían haber autorizado la pesca del atún en Cuenca,  la de la merluza en Albacete y el bisonte de mar en Móstoles.  Quien no se consuela es porque no quiere.
     Seguimos siendo unos mindundis,  con el total apoyo de nuestros geniales parlamentarios en la comunidad,  que tan dignamente nos representan y defienden nuestros intereses.
    
      

No hay comentarios:

Publicar un comentario