martes, 27 de diciembre de 2011

DÍA CON PRENSA

   De nuevo en la civilización,  el desayuno ya completo con la prensa,  zumo contemplando la enorme cabeza del extinto presidente de Corea del Norte,  pastilla de la tensión y reparo en que el buen señor por poco se llama como ese enorme gorila de la selva que alguien llevó a Nueva York para que se subiera en un rascacielos,  según vimos en el cine.  Es curioso comprobar el paralelismo del  supuesto régimen comunista con la monarquía:  instituciones hereditarias ambas.
   El Rey pedirá hoy,  lo sabemos antes de que lo haga,  unidad a los partidos políticos,  como si eso fuera fácil.  Él mejor que nadie debería saber lo difícil que es mantenerla,  con dos apartados ya de la familia,  uno con despido consumado y el otro en trámite.  También hoy las tostadas llevan aceite y me cae un goterón en el traje de señor de Guindos,  que le supongo pagado de su pecunio y del que las crónicas hacen especial hincapié en que habla inglés.  Pues no le vamos a entender aquí,  ni nosotros ni su jefe,  que no habla ni en español últimamente. 
   Sarkozí será el primer mandatario en entrevistarse en España con Rajoy,  de paso que recoge un Toisón de oro que nuestro monarca le concede.  Antes de venir ha preguntado si no sería mejor un marquesado,  porque como el seleccionador Velázquez,  pensó que el título conlleva fincas con subvenciones europeas y jornaleros cabreados,  pero como a este último,  le han explicado ya que las fincas hay que heredarlas y no parece ser su caso.  A cambio ha pedido que al menos el traje de la ceremonia se lo haga el sastre de Camps y me hace pensar que el francés ha oído algo.  Lo dicho,  de paso verá a don Mariano y es de esperar que a él sí le hable,  aunque sea en español.
   El descafeinado hoy me sabe a poco porque tengo que recuperar lo no leído de un día,  por lo que igual después repito.  Me entero de que tres de cada cinco españoles creen que la economía empeorará, o sea,  que a los otros dos no les han preguntado.  A estos no les importa que de Guindos sepa inglés.
   Llorar,  lo que se dice llorar,  quitando lo de Corea,  es lo que llevan haciendo toda la vida los del Atletico de Madrid,  que se han abonado al tema.  La cosa vá de frutas,  de Guindos el del inglés y Manzano,  el entrenador atlético que ha sido despedido.
   Viene Simeone,  que daba patadas a todo lo que se le ponía por delante y tiene apellido con premio;  pues al final me haré otro café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario