lunes, 19 de diciembre de 2011

TORPEZA EN PALACIO

   Cada nuevo comunicado o voluntaria filtración no hace sino evidenciar la torpeza o dejación de toda una casa real frente a la actitud de un muchachito que creyó ver todo orégano  el monte de sus privilegios.  Afirmar o dar  a entender que el rey conoció sus andanzas y por ello forzó su marcha a los Estados Unidos es dejar mal al monarca;  lo exigible en ese caso era la devolución de lo supuestamente apropiado.  Sobran ya los comunicados,  ahora es el momento de la justicia.
   
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario