lunes, 23 de enero de 2012

LAS 17 ROSAS DE GUILLENA

   Hace ahora poco más de setenta y cuatro años,  cuando la barbarie campaba por los pueblos y ciudades de España,  de un lado y de otro,  se produjo un hecho que retrata la represión vivida en algunas localidades y a quienes salvajemente la ejercieron.
   Guillena,  municipio sevillano distante algo más de veinte kilómetros de esa capital,  fué tomada con facilidad por tropas del bando sublevado y falangistas que de inmediato buscaron a los milicianos republicanos para su liquidación.   Éstos habían huido previamente,  por lo que capturaron a sus mujeres, hermanas o madres,  algunas embarazadas,  con la información de algunos habitantes del lugar.
   Mujeres de edades entre veinte y setenta años,  alguna acusada de convivir con su hombre sin estar casada;   sin duda la más cobarde,  la más ruin de las represalias tomadas por gentuza bañada en sudor y coñac.   Fueron llevadas a la iglesia con el dudoso fín de  "excomulgarlas " y posteriormente rapadas y escarnecidas en público.
   Las trasladaron a la cercana localidad de Gerena,  donde junto a la verja del cementerio fueron asesinadas cobardemente.  Toda una hazaña.
   En la actualidad se procede a la exhumación de la fosa común en la que fueron tiradas de cualquier forma,  con la dificultad de tener que hacerlo previamente con enterramientos posteriores de niños y bebés muertos por la hambruna que se cebó con la zona en la posguerra.
   Quedan cientos de cadáveres en fosas comunes,  cunetas y parajes localizados en esta España que tiene miedo al recuerdo.  Es es uno más de los episodios que se repitieron  en el período más infame de nuestra historia. 
   La sevillana Lucía Socam canta a las 17 rosas de Guillena: http://youtu.be/VPMaD-6pDvw

No hay comentarios:

Publicar un comentario