martes, 31 de enero de 2012

CONFIRMADO EL FIN DEL MUNDO

   Fué a principios de Diciembre pasado cuando hablábamos del fín del mundo,  haciendonos eco de la predicción que algunos atribuyen a los Mayas,  que por cierto no tuvieron paciencia para esperarlo.  http://decortaduraalacaleta.blogspot.com/2011/12/el-fin-del-mundo.html
   Pero parece confirmarse el augurio y así es fácil deducirlo de la frase de la vicepresidenta,  doña Soraya,  cuando afirma que   " el gobierno está para hacer lo que hay que hacer ".    Y se queda tan ancha.
   Cuando se empiezan a oir frases con tan poco sentido es señal inequívoca de que no se tienen cosas más ingeniosas que decir o,  sería el caso,  que el fín del mundo está cerca y quien las pronuncia no teme dejar registro de chorradas a sus descendientes.     O sea.
   Pero,  por profundizar lo digo,  hallamos más pistas cuando todo un ministro de interior del partido popular empieza a hablar de reinserción al referirse a los terroristas vascos encarcelados.  Esos mismos con los que denunciaban que sus antecesores negociaban la reinserción.  Tiempo al tiempo,  veremos como este aguerrido ejecutivo acaba poniéndoles un estanco.
   Otras evidencias las conforman el duelo entre Carme Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba (llamadme Alfredo, dixit) por renovar un partido que tanto uno como otro contribuyeron en gran medida a hundir.
   Ambos,  ex ministros del ejecutivo,  por llamarle algo,  de un Zapatero desaparecido,  del que posiblemente deberían haber aprendido lo que mejor ha sabido hacer:  desaparecer.
   Que no haya nadie capaz de liderar todo un partido hasta hace poco mayoritario,  habla mucho y mal del futuro:  llega el fín del mundo o,  es otra opción,  el sentido del ridículo atenaza siempre a quienes lo han experimentado tras un recuento de votos.
   Pero la prueba definitiva,  porque lo demás no pasa de evidencias,  es que el Banco de Santander,  el de don Emilio,  solo ha ganado cinco mil trescientos millones de euros en el último ejercicio.  Para echarse a llorar.  Debe ser poco más de lo que usted y yo ganamos al año y no nos quejamos.  O,  por decir la verdad,  lo hacemos poco.
  
        
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario