lunes, 30 de enero de 2012

OPORTUNIDADES PERDIDAS

   El cierre de una empresa es siempre lamentable,  es una más en un país en el que todos los días cierra una más como rutina.   Me refiero a la línea aérea SPANAIR,  que dejará aparcadas en el desempleo algo más de dos mil personas.  He hecho muchas horas de vuelo en sus aviones.
   Y como en el fondo somos malos,  en el fondo no tan hondo,  nos preguntamos porqué una semana antes no se contrató a los pilotos de Iberia,  tan populares ellos en este su país.  Es una oportunidad perdida.
   Como la que perdió de callarse el actual presidente del gobierno al afirmar que no subiría los impuestos en ningún caso;  como la que perdió media España al criticar el trato dado a Ruiz Mateos en una ocasión anterior,  similar a la actual,  en la que dejará a algo más de cuatro mil creyentes en su crédito sin lo invertido.
   Hay demasiados personajes a los que se les hace jurar o prometer cumplir cosas que no tienen la menor intención de recordar,  pero perdemos la oportunidad una y otra vez de olvidar votar a los partidos que les colocan en sus listas.
   Nos gusta cebarnos en temas como el de Urdangarín,  pero olvidamos exigir la renuncia a sus derechos dinásticos de su señora esposa,  que en teoría podría hacer algún día Rey de España a este chaval cegado por demasiados focos.  Deseamos una jubilación y vejez feliz a su suegro pero olvidamos mencionar que no deseamos que el heredero tenga la oportunidad de hacerlo en su cargo,  sin menoscabo de su salud.
   Tiempo al tiempo,  no por mucho madrugar me levanto más temprano;   se trata solo de constatar que perdemos oportunidades a diario y muchas no vuelven a presentarse.   
  
  

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario