martes, 3 de enero de 2012

PÓLVORA ES

   Escribía aquí mismo,  el nueve de Noviembre,  un comentario titulado Huele a Pólvora,  en el que además de expresar mi no oculta admiración al que llamaba entónces trío calaveras,  formado por Blair y Bush,  con  "b" de burros y nuestro Ansar,  productores ejecutivos de la guerra de Irak y  sus miles de muertos,   comentaba mi sensación de notar el tufo a explosivo en lo concerniente a la situación de Irán versus el mundo.  Un individuo bajito,  bizco y mal vestido amenaza desde allí con otra madre de todas las batallas,  que no es sino, como ya vamos conociendo,  la desbandada de todo un ejército al ruido de los primeros bombardeos reales.
   Han realizado unas maniobras exibiendo el valor que fácilmente se luce cuando el enemigo no acude y lanzado un par de misiles con un alcance limitado.  Los EE.UU. de América le dan gran importancia en público al poderío desplegado y ello nos lleva a la conclusión de que no les preocupa en absoluto.
   Ponderan al alza la amenaza militar,  con lo que demuestran despreciarla;  incluso contemplan no tener que intervenir y dejar solo a Israel abatir al molesto moscón,  al primer incidente de relevancia que lo justifique.  Pero mantienen la flota cerca,  en principio como apoyo.
   La amenaza del bloqueo a las exportaciones iraníes de petróleo,  lo que supone más del ochenta por ciento de su economía,  ha obtenido como respuesta las maniobras de su ejército en un amago de amenaza de bloqueo efectivo del estrecho de Ormuz. 
   En el fondo del asunto está el enriquecimiento de uranio,  aún a escala menor,  que Irán lleva a cabo sin pausa y la amenaza de la destrucción de Israel como vocación.
   Ese es el fondo,  en la superficie huele a crudo.  El poderío militar iraní no daría para mucho en estos momentos frente a quienes le apuntan con el dedo cerca del gatillo.  Ahora o nunca,  pueden estar pensando en frente.
   Por eso me preocupa que se le otorgue tanta importancia a una exibición cutre de material que otros países de la región,  aliados de los EE.UU.,  superan claramente.  Como cuando lo de Irak con las inexistentes armas de destrucción masiva,  se está fabricando ya un cebo y veo cerca de morderlo a Ahmadinejad.
   Hoy huele más a pólvora que en Noviembre.  Se confirma:  pólvora es.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario