jueves, 19 de enero de 2012

SAQUEO SOCIAL

   Llamamos  " los mercados "  a una serie de complejos factores que podríamos resumir mucho contemplando por una parte al dinero y por otra a quienes el dinero encarga,  directa o indirectamente,  su gestión.  Quedan por medio muchos otros entes intermediarios con funciones diversas que viven del movimiento generado alrededor de éste.  Así,  a lo bruto,  expresado técnicamente.
   El dinero es cobarde y se pega a lo seguro pero al mismo tiempo quiere obtener el máximo interés por su apuesta y éste solo se ve obligado a pagarlo precisamente quien carece de seguridad.  De ahí que existan terceros agentes que califican gradualmente esta circunstancia,  basándose en datos no siempre objetivos y con intereses especulativos en muchas ocasiones.  Estamos de nuevo con el difícil maridaje de lo técnico con lo bruto,  por simplificar algo difícilmente simplificable.
   En tiempos de crisis,  ¿ le suena ?,  estos agentes constituidos en agencias de calificación,  emiten periódicos informes atribuyendo el crédito de cada país,  basándose en datos y previsiones,  manejando ambos conceptos como les viene en gana. 
   Sin ir más lejos,  los de Ficth advierten ahora que las próximas notas del alumno España van a ser a la baja y cómo no,  sugieren que se restrinjan más derechos,  refiriendose en este caso a la sanidad y la educación,  que deben parecerles excesivas para los ciudadanos.  Auguran,  desean diría yo,  una recuperación dolorosa para nuestro país si no se limitan más derechos y se camina hacia un mercado laboral más flexible,  que es como llaman quienes no se mojan,  al despido libre o previa limosna.
   Los especuladores señalan el camino que les interesa porque es el que le interesa al dinero,  aunque llega un momento en que de tanto asustar dan menos miedo y éste les cree menos.  El movimiento de la bolsa como respuesta a estos elucubradores de mesa y mantel,  productores de incertidumbre,  ha sido claro ignorando sus directrices.
   Incluso en Italia han abierto una investigación a estas agencias,  a dos de ellas concretamente,  con registros incluidos,  acusándolas de especulación abusiva,  manipulación del mercado y uso ilícito de información privilegiada.  Angelitos.
   Estamos en malas manos y en tiempos de gatillo fácil para saqueadores de logros sociales que ha costado mucho ir consiguiendo.  Estos manipuladores son frecuentemente excusa para el saqueo del pobre,  que tiene poco pero abunda y muchos pocos hacen un apetecible montón.  El dinero ya está harto de seguridad fuera de nuestras fronteras a cambio de escaso interés y busca incrementar dentro su cuenta a base de pagar menos,  que no es sino otra forma de enriquecerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario