jueves, 9 de febrero de 2012

APARICIÓN DE OTRA REALIDAD

   Los del Canal Plus francés están encantados con la propaganda que el gobierno español les está haciendo,  navegando en un mar de ofensas,  mientras echa el telón de la distracción sobre el escenario de la reforma laboral que se aprobará mañana,  antes de que comience la obra. 
   Se trata de un juego de guiñoles pero ha llegado en el momento oportuno para  exaltar un patriotismo cuartelero que se echaba de menos desde que la vírgen ya no se aparece a ningún pastorcillo.
   No es por falta de pastorcillos ni por exceso de franceses,  que unos y otros siguen siendo los mismos.    De unos nos llegan los quesos y de otros el francés,  que no es invento baladí.   También se llama así el inútil idioma que usan.
   Los griegos,  resignados a renunciar a vivir siempre del invento del yogur,  tampoco tienen ya pastorcillos a los que se les aparezca nadie y además tienen horribles pesadillas en las que la Mérkel se les aparece y les agarra de salva sea la parte.  Amanecen bañados en sudor,  ellos,  que inventaron el griego,  aún menos baladí.
   En España acabaremos todos de pastorcillos,  desperdigados por esos montes de Dios y la Duquesa de Alba,  esperando que se nos aparezca alguien y rajando contra el lobo que hemos votado para que nos libre del lobo que habíamos votado antes.   Ya lo decía el poeta:  " ...españolito que vienes al mundo, te guarde Dios,  uno de estos dos figuras va a largarte un patadón..."
   A nadie se le ocurrió introducir en los cursos de formación que han prodigado nuestros sindicatos,  la especialidad de pastorcillo dispuesto a apariciones y así nos luce el pelo;  vamos a perdernos por entre los zarzales,  pisando cagadas de vaca.
   Mañana será un día muy largo y se nos aparecerá el demonio de la  cruda realidad vestida de injusticia,  otra vez,  para decirnos que no podemos seguir siendo como soñamos ser.  Otra vez el señorito,  el amo,  que ha quemado el pastizal y acusa al jornalero.
   El francés nos ha distraido estas horas y al griego le dan de su propia medicina.  Europa no es jardín propicio para apariciones y aquí tenemos jardineros dispuestos a hacernoslo ver a quienes aún teníamos dudas.
  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario