viernes, 17 de febrero de 2012

CON LA BOCA MUERDE EL PEZ

   Doña María del Pilar Alfonsa Juana Victoria Luisa Ignacia de todos los Santos de Borbón y Borbón Dos Sicilias,  ha mandado a callar a la prensa argumentando que   " nadie es culpable hasta que los jueces lo digan "  en alusión a Iñaqui Urdangarín,  esposo de su sobrina Cristina.
   Esgrimiendo la perogrullada,  exige silencio a los medios en un alarde despótico que debería hacerse ver.  Nacida en Cannes,  plena costa azul francesa y lugar poco dado a economías modestas,  la hija del que era llamado a ser Juan III y hermana de Don Juan Carlos, le hecha otra manita al Rey con esta salida extemporánea que añade más madera al tema.  Pues qué bien.
   Debe ser porque estamos en carnavales y este tiempo da para todo muy a pesar de doña cuaresma,  que vigila los desmanes para hacérnoslos pagar una vez pasados. 
   Por cierto,  Brasil va a exigir a los viajeros españoles que demuestren medios de subsistencia para el tiempo de estancia y billete de vuelta con fecha fijada. 
   Los peor pensados,  entre los que generalmente me cuento como forma de acertar,  creemos que lo hacen temiendo la avalancha de damnificados por la esperada reforma laboral para crear despidos puesta en marcha aquí.  Pero no;   se trata símplemente de reciprocidad ante igual medida tomada por las autoridades españolas respecto a sus ciudadanos.  Ni los que vienen ni los que van son arquitectos,  ingenieros de caminos,  etc.,  que es lo que todos los países esperan.  Ni siquiera,  siendo realistas,  son fontaneros,  que tienen menos orla pero más ingresos.
   Tiempo de carnaval,  don Carnal anima a algunos a decir lo que piensan y a muchos a cabrearse con lo que dicen y piensan algunos que estarían mejor en silencio.  Pero éste es un país libre,  incluso para la prensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario