miércoles, 14 de marzo de 2012

AQUÍ, AL LADO

   Ha sucedido aquí al lado,  no en un lugar remoto ni en época pasada,  esta misma semana.  En el reino de Marruecos,  donde tanto nos quieren,  una joven menor de diecieis años ha acabado con su vida de forma horrible,  evidenciando el drama por el que pasaba a diario.
   Violada por un individuo,  fué obligada a casarse con él por acuerdo de ambas familias.  Las leyes,  si pueden llamarse así,  que imperan a tan pocos kilómetros,  libran de todo castigo al autor en caso de que acceda a casarse con su víctima.  Maltratada posteriormente por la familia de este malnacido y por él mismo con la indiferencia de su propia familia,  la joven a puesto fín a su vida.  Siempre quedará la sospecha de que la hayan obligado a tomar el matarratas que ha acabado con sus sufrimientos pero nadie va a investigar porque a nadie le preocupa.  Tenía dieciseis años y la desgracia de haber nacido en lugar equivocado.  Aquí,  al lado.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario