jueves, 1 de marzo de 2012

ESPACIO PARA LA POESÍA (MARZO)

   Traigo hoy a otro andaluz,  el sevillano LUIS CERNUDA,  nacido en 1904 y fallecido en Ciudad de México,  en 1963.  Se considera a Cernuda pieza fundamental de la Generación del 27;   se le definió como neorromántico,  por su poesía equidistante siempre del dolor,  la melancolía y una extremada sensibilidad,  muy a lo Becquer.  Tras la Guerra Civil española,  en la que participó activamente,  se exilió y nunca volvió a España.   Entre sus obras consta la elegía a F.G. Lorca tras su asesinato,  ( A un poeta muerto ),  de la que fueron censurados algunos párrafos.
   He elegido tres composiciones sencillas del poeta:

LOS ESPINOS

Verdor nuevo los espinos
tienen ya por la colina,
toda de púrpura y nieve
en el aire estremecida.

Cuantos cielos florecidos
les has visto; aunque a la cita
ellos serán serán siempre fieles,
tú no lo serás un día.

Antes que la sombra caiga,
aprende cómo es la dicha
ante los espinos blancos
y rojos en flor. Vé. Mira.


CONTIGO

¿Mi tierra?
mi tierra eres tú.

¿Mi gente?
mi gente eres tú.

El destierro y la muerte
para mi están adonde
no estés tú.

¿Y mi vida?
dime,  mi vida,
¿qué es,  si no eres tú?


EL ANDALUZ

Sombra hecha de luz,
que templando repele,
es fuego con nieve
el andaluz.

Enigma al trasluz,
pues va entre gente solo,
es amor con odio
el andaluz.

Oh,  hermano mío, tú.
Dios,  que te crea,
será quien comprenda
al andaluz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario