lunes, 23 de abril de 2012

OPTIMISMO


   Es bien cierto que los tiempos que corren no invitan al optimismo y mire donde mire usted,  verá charcos donde enfangarse.  El habitual saludo forzado de hoy con su vecino ha dejado a un lado el consabido:
- Buenas...
por un casi insultante:
- Estamos en recesión !...
al que usted,  con un hilo de voz,  apenas si contesta:
- Pues igual llueve hoy... 
   Como si tuviera la culpa de algo,  cuando todos sabíamos que era Zapatero el gafe y que con éstos  las cosas nos irían mejor sin tener que subir los impuestos ni tocar las pensiones,  ni la sanidad,  ni la educación,  ni vaya usted a saber qué más cosas.  Habría que pedir a los actuales gobernantes que no nos mejoren más.
   Pero así y todo,  la receta del pesimismo difícilmente ayudará a soluccionar nada;  las caras largas aburren y los tristes están mal vistos.  Tenemos motivos para el optimismo y me va a permitir destacar algunos:
   1.  El Madrid se llevará la liga este año y además ha ganado al Barça en su casa.
   2.  Ni hartos de cubatas veíamos posible usted y yo el punto 1 hace bien poco.
   3.  Zapatero ya no es presidente de nada y mientras mandaba olvidaron por ahí expropiarnos ninguna empresa.
   4.  Ruiz Mateos dijo que devolvería hasta el último euro a los inversores de  los pagarés.  Al menos podría hacerlo a las distintas órdenes religiosas que invirtieron relevantes cantidades,  por si quieren invertir en caridad.
   5.  Los inversores no se creen lo de la devolución ni en las condiciones descritas en el punto 2.
   6.  El ministro De Guindos va a ir otra vez a convencer a los mercados de nuestra solidez económica.
   7.  Irá todas las veces que haga falta y si hace falta se irá a vivir allí para ir más veces.
   8.  Seguramente le harán el mismo caso que hasta ahora.
   9.  Todavía no hemos hecho el ridículo este año en eurovisión.
 10.  Sarkozy seguirá siendo bajito pero seguramente no el presidente de la república francesa.  Es una buena noticia hasta para los franceses.
   Hay muchos más motivos para el optimismo,  aunque a usted no se le ocurran ahora;  sin ir más lejos,  piense que la esperanza de vida de los elefantes ha subido en los últimos días.  Se ha perdido un cazador pero hemos ganado a un rey,  leo en algún sitio.  Yo no tengo claro si no habría sido mejor lo contrario,  pero a lo hecho,  pecho.  Ya ve si hay motivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario