domingo, 13 de mayo de 2012

ADELANTE, 15M


   Confieso haber pensado en su momento que el 15M era un movimiento circunstancial,  mezcla de protesta,  folclore y desarraigo,  además de personas bien intencionadas que intentaban hacerse oir entre timbales y recitadores de nada;  aunque de sus concentraciones salían propuestas interesantes que me hicieron ver su autenticidad,  más allá del oportunismo de algunos componentes.
   De la observación anterior a lo visto ayer dista muchísimo,  afortunadamente para todos.  He visto jóvenes,  sobre todo y no tanto,  salir a la calle a dejar ver su descontento y llenar las calles y plazas de aire fresco,  sin radicalidad,  sin malos modales,  sin disturbios ni algaradas,  que tanto hubieran deseado algunos.
   Porque la provocación solo estaba en quienes no admiten que otros puedan pensar distinto y así se oían las manifestaciones repugnantes de Dolores de Cospedal,  que siempre encuentra tiempo para la acritud,  sobre este colectivo;  gana muchísimo dinero y tiene que demostrar su rentabilidad.   Lo de Ana Mato ya no sorprende;  ella es así.
   El movimiento 15M no ha hecho sino señalar con el dedo a los culpables de la actual situación y a quienes se constituyen en cómplices tapando sus agujeros con el saqueo del bienestar general.  Lo raro ha sido hasta ahora el civismo mostrado,  ejemplar,  aunque ciertamente improductivo de momento.
   Quiero mostrar desde aquí mi reconocimiento a una juventud que parece haberse puesto en marcha y animarla a no permitir que destrocen su futuro,  con civismo pero con firmeza,  como ayer.
   Haced oir vuestra voz con fuerza porque sois ya el presente y no permitais que la codicia de unos pocos os hipoteque el porvenir.  Y sobre todo,  no lo olvideis,  las urnas son las mejores receptoras de disconformidad con quienes incumplen sus compromisos.  Votad masivamente en la próxima ocasión y muchos temerán más vuestro voto que los disturbios que en el fondo deseaban.
   Ánimo y adelante,  15M.
  
   
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario