martes, 8 de mayo de 2012

APARICIONES


   La primera vez que oí la frase me sorprendió,  para entender posteriormente la expresión,  que no contenía intención alguna de menosprecio.
   Era ya la segunda o tercera vuelta buscando aparcamiento,   cuando alguien que había ocupado el lugar anterior al nuestro en un ceda el paso,  frenó repentinamente al comprobar que otro vehículo pretendía abandonar su plaza,  dejándole un más que preciado sitio:
- A todos los tontos se le aparece la Vírgen - ,  exclamó malhumorado mi acompañante,  mientras mirábamos como aquél individuo aparcaba, sonrientemente altivo.
   Yo no soy experto en apariciones,  aunque siempre he mantenido la teoría de que la Vírgen no se aparece a gente normal,  pero también es cierto que no es un tema que me preocupe. 
   La última aparición,  salvando la recientemente bendecida por Rouco,  se ha dado en Bankia.  Aquí,  levemente vestido por tibias gasas pero con gafas,  se ha aparecido Rajoy al personal,  antes de que la entidad se vaya a hacer puñetas. 
   El pastorcillo Rato,  ha quedado estupefacto ante la visión del presidente,  vestido livianamente,  entonando una muñeira...
- Hágase aquí según tu voluntad,  Mariano  -,  ha acertado a decir don Rodrigo,  mientras calculaba su nada despreciable jubilación.
   En pocos instantes se ha producido el cese y la decisión de que su puesto lo ocupe Goirigolzarri,  que ya que no tiene nombre de santo,  va por la vida procurando no serlo. 
   Hay que cubrir el agujero labrado por tanto inocente pastorcillo y para ello será inevitable abaratar los despidos,  masificar la educación pública,  encarecer la sanidad,  etc....
   Las apariciones de ahora se producen los viernes,  tienen menos encanto y cada vez menos razón.  Acabaremos apedreándolas.   Amén.
  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario