domingo, 6 de mayo de 2012

PERIODISMO Y PERIODISTAS



   Las recientes concentraciones de periodistas para dar a conocer la situación por la que pasa el colectivo,  no hacen sino situarnos en un entorno de problemática común a otras profesiones,  a todas en general y solo nos lleva a comprobar que el profesional de la prensa y/o la comunicación está también sujeto,  como todos,  a los rigores del desempleo.
   Me ha sorprendido el más recurrido eslógan en las pancartas:  " Sin periodistas no hay periódicos ",  por lo socorrido,  aunque de perogrullo.
   Sin médicos no hay medicina,  sin abogados no hay pleitos,  sin fontaneros no hay carísimas chapuzas libres de IVA,  sin taxistas no hay taxis...
   El caso es que,  volviendo al periodismo,   los profesionales que lo ejercen tienen buena parte de culpa de su situación,  contribuyendo con menoscabo de rigor al desprestigio de una actividad vital para la salud democrática de un país.  La información es un derecho,  he leído estos días y recuerdo haber añadido mentalmente que es un derecho cuando es veraz.
   Son los periodistas quienes matan al periodismo cuando actúan de otra forma;  cuando falta rigor escasea la credibilidad y muchos ciudadanos solo ven papel donde antes había noticias.
  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario