jueves, 12 de julio de 2012

EL SAQUEO - PARTE CUARTA

   Lo que llamo saqueo social para compensar el rescate a una banca aventurera,  que no ha dejado de desahuciar familias sumidas en la precariedad para salvar sus demanes,  ha tenido en el discurso del presidente Rajoy,  su contenido y sus formas,  la culminación de la infamia.
   Afirmar,  como ha hecho,  que recortará las prestaciones al desempleo para que los parados tengan que hacer búsqueda activa de empleo,  ha sido insultar gravemente de forma gratuita a varios millones de personas de las que muchas,  cada vez más,  llegan a dicha situación por su ineptitud y la de su predecesor,  a quien no alcanza a mejorar.
   Enumerar cada recorte,  cada navajazo,  entre los aplausos de algunos ha sido penoso;  un precedente para la vergüenza.  El exabrupto de la diputada popular Fabra,  repugnante.
   La juventud se juega el futuro en su reacción a tanta tropelía;  o se actúa o se guarda el rabo entre las piernas como mano de obra barata,  cuando haya obra.   Aunque siempre quedará marcharse al extranjero.  Habría que defender con más fuerza los logros sociales que aún quedan;  habría que tener un mínimo de narices.  O ser carne de cañón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario