lunes, 6 de agosto de 2012

AHORA A DESINFORMAR


   Rubén es el rostro habitual de la organización de consumidores,  un referente a quien recurrir en numerosas ocasiones,  ya sea en la radio o en televisión,  la opinión fiable,  el consejo experto,  la persona de confianza.
   Pero a nuestros actuales gobernantes no les gusta la crítica y por eso le amenazan.  Ya han dado muestras de que la libertad de expresión con ellos no tiene sitio y por eso han destrozado un buen organigrama de informativos del primer canal,  la radio pública y todo lo que huela a independencia.
   Están más cómodos con " bien pagaos"  de su cuadra;  la información veraz les trae al pairo o,  mejor dicho,  les asusta.
   Ahora es Rubén quien les incordia y pronto mandarán al metepatas de guardia,  González Pons,  a largar de su persona.  Es ahora la información del consumidor lo que les preocupa y por eso apuntan a quien la ejerce.
   No dejarán nada sin enfangar:  un país intervenido,  acosado por los impuestos,  empobrecido y desinformado,  nada que ver con cuanto prometieron para llegar donde están.  Un fraude que hará historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario