miércoles, 15 de agosto de 2012

ESPACIO PARA LA POESÍA - AGOSTO


   Estamos en pleno verano,  quince de agosto,  todo es mar en Cádiz,  calor soportable,  fiesta,  alegría.   También un espacio,  pequeño pero digno,  para la poesía.
   José Hierro del Real,  Pepe Hierro,  nació en Madrid en Abril del año 1922 y en esa misma capital murió en un frio Diciembre de 2002,  aunque la mayor parte de su vida la pasó en Cantabria.
   Formó parte de la llamada generación de la poesía desarraigada,  dentro de la primera tras una postguerra que nunca acabó en España.
   Su padre,  Joaquín Hierro,  siendo funcionario de telégrafos,  interceptó el cable con el que la capitanía general de Burgos quería sublevar a la guarnición de Santander.  Sufrió cárcel por ello.
   También él conoció la prisión en las postrimerías de la contienda civil acusado de pertenecer a una organización de ayuda a presos políticos.
    En 1999 fué nombrado miembro de la Real Academia Española pero ni siquiera llegó a leer su discurso de ingreso por un infarto complicado posteriormente por su tabaquismo.
    Ampliamente premiado y homenajeado,  su obra es intimista y variada,  con indudable influencia del tiempo que le tocó vivir.

NOCHE

Salió desnuda del alma
a quemarse en la hoguera.
¡ Qué claras dan la sombra
las estrellas !
Se enredaba la noche
azul,  entre las piernas.
Ocultas en los chopos
bailaban las doncellas.
¡ Qué anunciación, qué víspera
de deshojar las tinieblas
de dos en dos.  Las brisas
de tres en tres !
Estrellas,
¡ Qué claras dan la sombra
las estrellas !.

No hay comentarios:

Publicar un comentario