martes, 25 de septiembre de 2012

LLUEVE


   Han llegado las primeras lluvias y con ellas refresca;  la luz ya se marcha antes y parece volver la realidad a este sur del sur,  cada vez más al sur de Dios,  en que tanto las supuestas y continuas modernizaciones de unos,  van  por la segunda creo,   como la inquina de los no elegidos nos están situando.
   Estamos aquí lejos de un Madrid que grita basta,  apaleado por algunos que se dicen funcionarios,  tras el casco y el anonimato que facilita el exceso.
   Lejos estamos aquí de los centros desde los que se deciden los nuevos saqueos sociales a una ciudadanía que no acaba de entender cuanto le viene encima porque algunos,  que no sufrirán sus estrecheces,  se jugaron  su porvenir.  Tarda el olor a quemado.   Solo llueve.
  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario