jueves, 18 de octubre de 2012

SEGUIMOS IGUAL


   De nuevo he de disculparme ante quienes tienen a bien abrir con asiduidad esta ventana de actualidad subjetiva pero bien intencionada.  Han sido varios días en blanco,  que intentaré compensar con mayor dedicación y también,  quizás,  con un cambio de formato.
   Lo sorprendente es comprobar como pasan las jornadas sin que algunas situaciones cambien,  o si acaso lo hacen,  sea para empeorar.
   Hoy se produce en nuestro país algo inédito:  estudiantes,  padres y profesores coinciden en señalar a un soberbio y amanerado inepto como el culpable del evidente deterioro en la educación pública y del más lamentable programa de desigualdad de oportunidades para estudiar  que se ha dado en nuestra historia reciente.  
   Mientras todo esto sucede,  ya tenemos fecha para una,  otra,  huelga general que será la segunda en menos de un año. 
   Quien reclamaba,  qué vueltas da la vida,  mayor nivel para ser presidente del gobierno de España  refiriendose a su antecesor,  demuestra no estar a su altura que,  dicho sea de paso,  era bien baja.
   Estamos pendientes de que Alemania,  cuidado con éstos,  decida cuando da vía libre al rescate de nuestro país.  Creíamos estar en Europa pero no somos sino guardeses de la finca del cuarto Reich.
   También somos el segundo país con la gasolina más cara de Europa y el que presenta mayor y más creciente índice de empobrecimiento.  Al peor gobierno desde la restauración de la democracia,  le han bastado diez escasos meses para anclarnos en el fango.
   Como es más que probable y comprensible que la gente continúe echándose a la calle,  el señor director general de la policía planea prohibir la grabación de imágenes de los antidisturbios actuando.   En otros países,  donde para dirigir a la policía se busca a gente válida,  se coloca en los uniformes una numeración para detectar a quienes se amparan en el anonimato para excederse.  Aquí, simplemente,  no quieren pruebas.
  
   
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario