domingo, 16 de diciembre de 2012

LA GUERRA INCIVIL

  
   Setenta y seis años después y tras diez meses desde la exhumación de sus restos de la anónima fosa común de Gerena en que la barbarie y cobardía de unos mal nacidos depositaron sus restos,  las 17 rosas de Guillena han pasado a ocupar un panteón en su pueblo.
   Las palabras verdad,  justicia y reparación,  encabezan una lápida que además contiene los nombres de las 17 rosas.  http://decortaduraalacaleta.blogspot.com.es/2012/01/17-rosas-de-guillena.html

  

2 comentarios:

  1. !!Hola,Andres!!

    Es terrible,triste y aberrante,q maten por cuestiones ideológicas,y en este caso,mas ,porque solo eran familiares.
    Solo pensar lo q paso,me da miedo.
    Muchos besos,Andrés.

    ResponderEliminar
  2. Mató el odio, mató el miedo y la soberbia. Despreciables cuarteleros apestando a garrafón, caciquiles señoritos y sotanas babeantes. En todas las partes, en todos los bandos se da esta escoria que se crece en la confusión. Son quienes dejan hacer a esta jauría los responsables últimos de sus actos.

    ResponderEliminar