sábado, 8 de diciembre de 2012

QUÉ COSAS


   Benedicto XVI  pasará a la historia por pocas cosas,  entre las que cabe destacar su procedencia e historial,  ya que como alemán participó en la segunda guerra mundial  seguramente de no muy buen grado,  por su alergia a los pobres y por sus revelaciones sobre el portal de Belén.
   Han pasado nada menos que doscientos sesenta y cinco papas antes que él y a ninguno se le había ocurrido asegurar que lo de la mula y el buey era cosa de El Corte Inglés,  en su afán de vendernos dos figuritas más para el nacimiento.  Los catalanes,  siempre comerciales,   inventaron además al caganer,  que se coloca a un lado haciendo sus necesidades,  pero con este no se ha atrevido el Papa,  que no está el horno catalán para bollos,  por muy benditos que sean.
   A cambio y en parte por justificar la vista gorda,   nos revela que los reyes magos eran andaluces,  cosa que por aquí sospechábamos hace tiempo a la vista de las florituras que tiene que hacer para vivir una población con el mayor índice de paro del planeta,  los peores gestores gobernando y los otros presentando todos los años como cartero real al repetidor Arenas,  que dado su amor por Andalucía se ha ido a Madrid  a hacer no sé qué cosas.
- Ni una más,  Santo Tomás, -  juran que ha dicho.
   Y así nos vá,  con uno que se marcha y todos los electricistas del mundo que vienen a poner en el portero automático de mi casa su correspondiente pegatina de anuncio,  una encima de otra,  imposibles de despegar.  Nunca llamaré para ningún encargo a individuos que muestran tal falta de respeto por los demás.   Pero esa es otra cosa y éstos otros caganer.
  
  
  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario