jueves, 31 de enero de 2013

SUPOSITORIOS A GRANEL

      El subconsciente es así de perverso y le traen al fresco los formalismos al uso.  Estos son supositorios y solo sirven para ponerse por el ano.  Le guste o no.
      Lo digo por los acontecimientos de hoy cuando quienes creen que usted es tonto van y le llaman tonto poniendo cara de dignidad,  como si la dignidad se llevase en la cara y no en los comportamientos. 
      Los supositorios se ponen por la parte plana,  al contrario de lo que podría parecer lógico;  se empujan y acaban penetrándole.  Hoy ya no se llevan pero hay quienes creen que su culo es tan antiguo como sus manejos y se empeñan en metérselos.
     Mire hacia otro lado,  póngase tapones en los oídos y sobre todo tápese la nariz,  porque pueden llegarle desagradables olores de quienes parecían mear perfume.  Pero le dirán que son otros los que huelen y le invitarán a ponerse,  mal que le pese y uno tras otro,  otro surtido de supositorios.  Ya me contará,  después de todo el culo es suyo.
      

No hay comentarios:

Publicar un comentario