lunes, 4 de febrero de 2013

RICARDO III, EL APARCADO

   Pues resulta que al cabo de los años ha sido localizado este buen hombre,  don Ricardo III,  en un párking de Leicester.
   Y no es porque a los reyes ingleses les dejen aparcados cuando se mueren,  como cabría sospechar,  ni siquiera nos consta que guardara la plaza de garaje de alguien.  La historia es así.
   Aquél que nos pintara el cine de apuesto galán guerrero  que perdió la vida en la última de las batallas de la guerra de las dos rosas  y Shakespeare interpretara diciendo aquello de  "un caballo,  mi reino por un caballo ",  nos aparece como la verdad,  descarnado,  como menos apuesto y menos galán,  sufriendo una marcada escoliosis que bien puede comprobarse en su esqueleto. 
   Y es que las apariencias engañan pero la historia acaba poniendo a cada uno en su sitio.  Me refiero ahora a la investigación abierta por Europol,  por la que salen a la luz multitud de apaños y  arreglos de partidos,  en la que están implicados árbitros,  jugadores y directivos a muchos niveles en Europa.
   No me cabe la menor duda que todo ha comenzado ante la sospechosa mala racha de mi Cádiz C.F. de mi alma,  que no levanta cabeza.  Qué duro es el camino del ascenso a segunda.
   Pues nada,  lo dicho,  que cada palo aguante su vela y se investigue si el Cádiz ha sido víctima,  como sospecho,  de esa trama internacional.
   De momento,  ya que no parece haber otros motivos,  esto ha provocado una fuerte caída de la bolsa y el repunte de la prima de riesgo en casi treinta puntos.  Era de esperar.
  

2 comentarios:

  1. Pues nada que ese Cádiz de tu alma suba como la espuma, y que un día llegue a primera división, como lo estuvo hace años.

    Saludos Andrés.

    ResponderEliminar
  2. Que así sea, Rafa, que así sea. Verás como la prima de riesgo se recupera...

    ResponderEliminar