lunes, 29 de abril de 2013

PINTADAS

   La dirección general de tráfico ha puesto en marcha una nueva campaña,  dedicada al control de motoristas.   Otra originalidad.
   A nadie se le ocurre emprender una de  control de sinvergüenzas,  posiblemente porque el intenso parque de asociados a esta hermandad excede con mucho en número al de controladores.
   Pero va de pintadas y no de chorradas el comentario y por eso se ilustra con una muy actual,  con la que estoy personalmente muy de acuerdo.
   Desde el clásico y archiconocido  "mead tranquilos,  mead contentos,  pero,  por favor,  mead dentro "   habitual de los servicios públicos de antaño,  al muy actual       " cría ricos y te comerás sus crisis ",   han pasado años de genialidad e inventiva callejera.   Desde el siempre contemporáneo  " no podemos apretarnos el cinturón y bajarnos los pantalones al mismo tiempo "  al que casi gritaba  " las feas también tiene derecho a vivir,  pero no todas en este barrio".
   Nuestros muros,  los muros de todas las ciudades,  ahora y siempre,   han sido el soporte de cuanto el ciudadano ha necesitado expresar,  al márgen de lo prescrito por quienes consideran un peligro la opinión ciudadana.
  

4 comentarios:

  1. La civilización nos persigue pero nosotros somos más rápidos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. El ingenio popular va muy por delante del conocimiento general. Por eso las pintadas ofenden a algunos y se mandan borrar.

      Eliminar
  2. Tranquilo que Rajoy controla, y sus controles son muy fructuosos. Desde aquella frase: "Hay que apretarse el cinturón", hemos pasado a: "Agáchate que te la meta que tengo experiencia". O "Me ofrezco para sodomizarte, discreto y serio".

    Un abrazo Andrés.

    ResponderEliminar