viernes, 31 de mayo de 2013

SER VIEJO

   Lo de ser viejo es ya algo inoportuno porque se supone que transgrede alguna fecha de caducidad prevista,  algo solo consentido a papas y dictadores, por lo hecho y también por lo dejado de hacer.   No sabemos qué es peor.
   Ya nos han dicho con claridad desde Bruselas,  ese correveydile de la Alemania más agresiva de todos los tiempos para con sus vecinos,  que lo de jubilarse con paguita queda cutre y está mal visto.
   Así,  ya Zapatero,  sin lugar a dudas el segundo peor presidente de la nueva democracia española,  se aflojó los pantalones al dictado teutón y dejó trazado un infame plan de precarización de la vejez,  que Rajoy,  sin duda el primero,  no dudará en acelerar y recortar aún más. 
   Después de treinta y tantos años de trabajo y cotización,  le harán a usted la más cruel peineta que esperarse pueda. 
    Mientras,  seguimos conociendo como quienes toman las decisiones tienen asegurada su pensión futura y alimentan su presente con sueldos desorbitados y sobresueldos de vergüenza.    Después serán asesores de algo o de alguien,  les colocarán en Telefónica,  como a Zaplana,  o a Rato,  o al mismísimo Urdangarín,  a quienes usted contribuye a enriquecer cada vez que contrata Movistar.
   Van a adelantar el saqueo de las pensiones,  mientras el banco de España todavía ve excesivo que exista un salario mínimo interprofesional.  Debe ser esa la raiz de todos los males y no que los directivos de esta entidad hayan estado mirando hacia otro lado en demasiadas cosas. 
   A los viejos sí se les vé;  son ya demasiados y van sin remiendos.  Todo un descaro.

2 comentarios:

  1. Lo malo es que vamos a llegar a viejos, si es que llegamos con una mano delante y la otra detrás. Y los que lleguen o lleguemos ya veremos lo que cobramos. Por cierto dicen que Zapatero ha sido el mejor ex presidente español que hemos tenido nunca, ya que desde que se la piró, parece que se lo ha tragado la tierra.

    Saludos Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido de nuevo al mundanal ruido, Rafa. Zapatero se muestra discreto y es de agradecer. Está siendo claramente superado por su sucesor en cuanto a lo negativo. Ambos son personajes mediocres que podrían haberse ahorrado el paso a la política, pero ésta ejerce una especial atracción en gente de este nivel. En democracia y antes de ella.

      Eliminar