sábado, 4 de mayo de 2013

YO CONFIESO

   Alguna vez hay que hacerlo y  he decidido que sea ahora.  Confieso no haber fumado un porro en mi vida
   He sido fumador de negro y después de rubio para dejar el negro y después de negro para dejar al rubio.  Y así una y otra vez,  durante años.  Posteriormente,  porque he vivido mucho,  fumé puros,  los mejores,  habanos y dominicanos.  Grandes y apetitosos puros de las más renombradas marcas.   Pero nunca un porro.
   Recuerdo aquello de que  " fumar provoca no sé cuantos problemas,  además de pérdida de memoria y otras cosas que no recuerdo ".
   He pasado por las más indicadas situaciones para probar la marihuana y experimentado las más grandes experiencias de strees laboral que puedan imaginarse.  He seleccionado,  formado y dirigido diversos equipos humanos de alta cualificación;  he gratificado y también despedido  a personas,  con la mayor objetividad posible.  He nadado laboralmente entre tiburones y también he decidido cuando dejar de hacerlo.   Pero nunca he fumado un porro.
   Ahora toco,  otra vez,  el bajo eléctrico.   Lo hago habitualmente con un Fender Jazz Bass en el local en que ensayamos dos o tres veces a la semana y tocamos con público los sábados.  En casa tengo otro Fender, un precision bass mejicano que suena a gloria,  además del clásico Hofner violin bass,  como el del McCartney
   Un día de estos voy a fumarme un porro;  aunque no sé donde comprarlo y me dé la tos al echarlo al pecho.  Un día de estos. 

10 comentarios:

  1. Tampoco yo, y jamás lo haré.
    Un saludo, buen domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves, Verónica, yo quiero echarme a la perdición. Son demasiados años de corrección que bien merecen un pequeño resquicio de golferío. Cuando aún se está a tiempo. Cordiales saludos y buen domingo.

      Eliminar
  2. Yo confieso también que tampoco.

    Abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estamos apañados. ¡ Somos vírgenes !.

      Eliminar
  3. pues yo nunca he fumado marihuana
    como tampoco tragado anfetas o inhalado cocaína
    o inyectado heroína
    y aunque conozco a algunos que lo hacen, pero
    nunca me ha llamado la atención

    y no es por ser correcta
    simplemente no necesito alterar mi conciencia
    para volarme en inspiraciones

    pienso que no es cuestión de seguir modas
    o tendencias , si vas a hacer algo, tiene que ser
    porque realmente te identificas con ello
    porque tu modo de percibir el mundo es a través de ese mecanismo y no de otro

    cada quien sabe porque prende un porro
    o se bebe todo el ron de una
    o se traga todas los éxtasis con bebida energizante

    buena semana, abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves, Elisa?, los blogueros somos gente rara. Buena semana.

      Eliminar
  4. Bueno yo fumo mucho, pero en cambio no me he fumado un porro en la vida. Igual es que ya somos mayores y nos hemos quedado anticuados. Pero vamos, nunca es tarde.

    Un abrazo Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, Rafa, tú tampoco. Lo dicho: somos vírgenes. Habría que organizar una quedada en los madriles, dicho sea por la equidistancia y por tener la basílica del fútbol, para hacer una porrada familiar en el retiro. Nos hacemos un porro, (nos lo tendrá que hacer alguien) y lo vamos pasando. Un abrazo a todos.

      Eliminar
  5. Puedes probar a poner el porro encendido en el mástil de la Fender entre calada y calada. No te preocupes Andrés, con el currículo que tienes seguro que no te da la tos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, no sé. Ya veo que formamos un grupo singular en esto del porro. Acabaremos en el cielo, ya verás.

      Eliminar