martes, 18 de junio de 2013

AHORA SÍ QUE SÍ

   Que viene el fin del mundo,  de verdad,  ahora sí que viene,  oiga usted.
   Ya hay unos cuantos ríos desbordados por el norte de España,  de esos que antes creíamos que se inventaba Franco como excusa para poner una presa e inaugurarla en el NO-DO.
   Va a resultar que lo de Noé no era un cuento,  sino un aviso,  o una prueba,  o vaya usted a saber qué y a final nos ahogaremos todos si los pantanos del generalísimo se abren al mismo tiempo.  Lo del verano que no acaba de llegar es una señal y lo de la ministra Báñez vestida de vírgen del rocío,  otra.
   Hasta ha hablado Zapatero,  mal síntoma,  para decir que no se sintió espiado en la cumbre del G-20 en la que se espió a todos.   A todos menos a él,  porque a nadie le interesaba lo más mínimo lo que pudiera decir.
   Nos va a llegar el fin del mundo sin tener letra para el himno nacional,  cosa que nos quita el sueño al noventa y tanto por ciento de los españoles.   Don José María Pemán  escribió una bien cursi,  es cierto,  pero al menos decía algo más que el lailo lo lailo actual. 
   Vamos a ahogarnos todos oyendo a Zapatero,   soportando a Rajoy y con la Báñez disfrazada,  así de hortera.  Y con un rey,  así de antiguos.
   Peor sería morir de hambre,  o de impotencia.  O de cabreo.

3 comentarios:

  1. Yo creo que por muchos ríos que se desborden cuando ya no nos hemos ahogado, ya no lo hacemos. Vamos a morir, eso seguro, pero va a ser de asco. Ahora ya verás que como España gane el trofeo ese de la copa de Confederaciones, se acaban las penas.

    Saludos Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De asco, no se me habría ocurrido. Tienes razón. Ya los romanos utilizaron el " panem et circenses " para distraer al personal y aquí lo hacemos a conciencia, aunque con mucho más de circenses que de panem, al que ya hay gente que llega con mucha dificultad. Después nos extrañará que se tire de navaja.

      Eliminar