viernes, 14 de junio de 2013

LA SOCIEDAD CONDENADA


   Mi buen amigo Jerónimo,  bético para más señas porque algo raro tenemos todos,  me remite un texto premonitorio de Ayn Rand,  que hoy adquiere actualidad.
   La autora,  filósofa y escritora estadounidense de origen ruso,   entre otras obras de La rebelión de Atlas,  decía ya en 1957:
   "  Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada;  cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no con bienes sino con favores;  cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias y no por el trabajo y que las leyes no lo protegen contra ellos sino que,  por el contrario,  son ellos los que están protegidos contra usted;  cuando repare en que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio,  entonces podrá afirmar,  sin temor a equivocarse,  que su sociedad está condenada... ".
   Y prefiero,  querido amigo,  poner una imagen de coña acompañando a tanta realidad;   porque la realidad aterra.
   Todavía hoy un portavoz tan deslenguado como incompetente acusa a los jueces de investigar en exceso en el caso Bárcenas.  La justicia otra vez en solfa,  animado todo ello por una fiscalía que ni Berlanga podría imaginar.
   Todavía coleando lo de Urdangarín y su esposa quenosabená y denásentera,  en el país donde  " la justicia es igual para todos ".    Igual,  ¿de qué?.
   Todavía con el último presidente de los empresarios españoles en la cárcel por supuestas estafas y vaya usted a saber cuantas cosas más.
   Todavía sin saber el paradero de los niños desaparecidos en Córdoba ni del cadáver de Marta del Castillo,  con unas fuerzas del orden especialmente eficaces en los desahucios y en repartir palos pero poco más.
   Las palabras de Alisa Zinóvievna Rosenbaum,   más conocida como Ayn Rand,  suenan machaconas y precisas.  Aterra ver hasta qué punto acertaba.
  

6 comentarios:

  1. pues desde siempre han existidos los grupos favorecidos y cómplices de enredos que solo ellos entienden
    se podría decir desde que el hombre se hizo sedentario que lobbies, compadrazgos y sobre todo la corrupción hacen nata en las altas esferas y se derrocha sin miramiento y no faltan los vivos que los usan en desmedro de cualquiera.

    ánimos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Elisa. Nadie parece querer poner límite a todo esto. La justicia la dirigen los políticos y ese es el orígen de todo.

      Eliminar
  2. Pues el caso de Bárcenas me tiene aturdido, pero bueno, y este personaje ¿sigue en la calle o ya está en prisión,? este si que se ha hecho rico a costa de los contribuyentes, menudo personaje. Y lo de Urdangarín ya es tela marinera.

    Por cierto, te invito a que visites mi nuevo blog es: http://mundoviviente1.blogspot.com.es/

    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahí lo tienes, en la calle, con su chófer y sus euros a buen recaudo. Sabe demasiado y hay quienes también saben que si va a la cárcel comenzará a largar. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Estos sinvergüenzas que aplauden al otro sinvergüenza deberían compartir celda. Aún va a resultar que Bárcenas es un santo y todo se trata de un montaje.

    Saludos Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son tales para cuales; cortados por el mismo patrón, Rafa.

      Eliminar