miércoles, 17 de julio de 2013

ASEREJÉ

      Me ha llamado la atención ver a un individuo como Urdangarín llevando escolta policial.  Dos o tres agentes a su alrededor le protegen.
      Pensé que somos los ciudadanos quienes deberíamos estar protegidos de gente como él.   Aserejé.
       O de los banqueros españoles,  los de las preferentes,  curiosamente los mejor pagados de toda la unión europea.   Aserejé.
       Mientras todo esto acontece,  el rey de España dice del régimen de su colega marroquí   que es un  ejemplo de apertura y estabilidad.  Seguramente allí también son iguales ante la ley,  como aquí.  Aserejé.
        Lo de la apertura debe ser por la facilidad con que la gente pobre del país vecino se juega la vida cruzando el estrecho,   huyendo de la miseria.   Los que vienen con pasaporte y  pelas son inversores,  los otros simplemente moros.  Aserejé.
     A todo esto,  comenzamos ya a identificar los primeros brotes,  supuestamente verdes,  en nuestro país.   El color es discutible;  el olor insoportable.   Hay algo realmente maloliente en cuanto se va conociendo.    Aserejé.
     Eso es lo que nos dicen:   " Aserejé  ja  de je,  de jebe tu de jebere seibiunouva majavi an de bugui an de güididipí... "
     Y es que a buen entendedor,  pocas palabras bastan.
    

4 comentarios:

  1. el sistema colapsa , es algo irremediable

    ojalá pase de una vez para limpiar a fondo y construir algo absolutamente NUEVO desde las experiencias pasadas y de los errores a conciencia
    para que el nuevo sistema tenga firmes columnas que le sostengan


    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suena hermoso, Elisa. Quizás sea que la utopía asusta porque se adivina inalcanzable. Besos.

      Eliminar
  2. Escoltas que pagamos todos, para que los chorizos vayan protegidos y riéndose. Entre el yerno y el suegro hartándose de comer con el mustafá, ya vamos listos. Cuando manden los míos y yo tenga mando, a estos son a los primeros que mando a la cocina de un hotel a limpiar sardinas.

    Un abrazo Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lleguen los tuyos no me olvides; tengo experiencia como cabo. Pero no te fíes de éstos, que se las comen. Menudos son.

      Eliminar