jueves, 29 de agosto de 2013

QUÉ COSAS

   A escasas horas de que comience la guerra decretada por un Nobel de la Paz,  qué cosas,  el petróleo sube en los mercados mientras el dinero,  siempre cobarde,  se retrae y provoca la caída de las bolsas.
   No ha sonado un tiro,  aún,  y ya hay víctimas.  Quizás por eso la experta ministra Báñez,  que no ha trabajado en su vida sino en su partido,  ha decretado también el tiro al blanco reduciendo el número de contratos de trabajo de cuarenta y uno a cinco.  
   Los empresarios ni se lo creen;  después de la reforma laboral viene ahora la reducción de contratos.   Total,  para los que hacen...
   Pero ya ve usted,  estimado lector,  hay españoles sin problemas laborales y prueba de ello es que La Caixa  mantiene un sueldo a Cristina,  la hija del Rey,  de 300.000 euros anuales,  aunque a su padre ha debido parecerle poco y se ha preocupado de que el Aga Khan,  cuya actividad empresarial desconozco,  le aporte otros 300.000 euros.   No sea que algún mes le cueste pagar la bombona.
   Desconozco qué pensarán los accionistas de la entidad catalana,  mire usted por donde,  de mantener a esta señora en Suiza,  ni siquiera me interesa lo que puedan pensar los impositores de la misma,  dado que no tengo un duro ahí.   Puestos a pedir,  muchos nos apuntaríamos a que también se marche allí el padre de la criatura.  Por pedir que no quede.

6 comentarios:

  1. Lo dicho otras veces amigo Andrés, estamos en un país lleno de sinvergüenzas y para sinvergüenzas. En cuanto al Nobel de la Paz, mejor ni hablamos: Otro cantamañanas, que cuando entró muchos se creían que iba a solucionar los problemas del mundo; será por aquello de que era el primer morenito de la Casa Blanca.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo esto me suena a conocido: ¿recuerdas a aquél memo que nos aseguraba que Sadam Hussein tenía armas químicas?. Nos metió en una guerra. Ahora suenan de nuevo los tambores.

      Eliminar
  2. te leo y aprendo ya que yo no se mucho de esto
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La distancia difumina a veces la realidad. Ya sabes que estás en tu casa. Cordiales saludos.

      Eliminar
  3. Esta entrada me ha gustado Andrés, soy nueva por aquí y me he encontrado un buen crítico con sentido del humor. Estupendo, pasaré más a menudo para reafirmarme en la de sinvergüenzas que estamos manteniendo.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro que te guste; espero verte por aquí más a menudo. Cordiales saludos

      Eliminar