martes, 8 de octubre de 2013

INFINITUS EST

     El  FMIo Fondo Monetario Internacional,  vuelve a rebajar la euforia del gobierno español y sitúa sus expectativas en el cubo de la basura.   Esta gente,  que vive como Dios y cobra como el César,  no suelta el bocado.
     Y a la vista de los acontecimientos todo apunta a que aciertan.
      La derecha española solo tiene en común el fervoroso recuerdo al caudillo Franco y cariño al dinero.  Unos lo tienen presidiendo el despacho,  junto a la bandera del aguilucho,  mientras otros lo veneran más discretamente.  Sus actos los descubren.
     Ahora todos andan a la greña con lo de los presupuestos y la solidaridad y es que de una cosa saben mucho y de la otra lo ignoran todo.
     A la izquierda tienen a gente desorientada con un líder desnortado y la fecha de caducidad  pasada.  Menudo panorama.
     El sindicalismo,  el tercer poder,  anda quemando facturas de marisquerías porque los fondos de formación han dado para mucho centollo.    La democracia,  lo peor de la democracia mejor dicho,  ha hecho descubrir a muchos el sabor del marisco y esto causa más adicción que algunas sustancias perseguidas.
     La prensa,  el cuarto poder,  lleva demasiado tiempo con la camiseta de partido puesta;  el periodismo ha dejado de ser una profesión seria y solo ladra a la acera contraria de quien le pone el pienso.   Las previsiones,  a veces,  no son más que el resultado de sumar distintas circunstancias y aquí todas apuntan al infinito.  Como el número de tontos,  según la Biblia.

2 comentarios:

  1. los de derecha siempre tiene su colchón gordito...

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Generalmente, como hacen ahora, lo engordan saqueando los de los demás. Besos, Elisa.

      Eliminar