miércoles, 13 de noviembre de 2013

NACIONAL VI

     La Nacional VI es la autovía radial que une Galicia con Madrid,  atravesando Castilla y León.
    Un Madrid que contempló la proclamación como rey de España de un Botella,  don José,  llamadle Pepe,  en la invasión napoleónica y contempla a otra Botella,  doña Ana,  la del relaxing cup of café con leche,  como alcaldesa.
     Una Galicia que sufrió el desastre del Prestige,   en tiempos también de gobierno de los populares.  En aquél momento ejercía como vicepresidente un tal Rajoy,  en ausencia del marido de doña Ana,  todo queda en familia.  En éstos ejerce como presidente el mismo. 
     De aquellos hilillos de nada que nos contaba el mencionado,  se conformó una catástrofe ecológica cuyas consecuencias se pagan aún hoy,  once años después.  Todo se ha sustanciado concluyendo que tó er mundo é güeno,  que diría Summers.
     Y al otro lado la basura inunda las calles de un Madrid sorprendido por la incapacidad y torpe gestión de su Ayuntamiento.   A nadie puede extrañar la huelga de unos trabajadores que luchan por su puesto de trabajo.  No por un convenio más justo,  ni por subidas salariales sino para evitar el despido o,  en el mejor de los casos,  una rebaja de sueldo infamante con el señuelo de una crisis que siempre han de pagar los mismos.
     Aún huele a chapapote y ahora a indignación en Galicia;  en Madrid huele a incompetencia y a basura;  no se sabe aquí qué huele más fuerte.
     

12 comentarios:

  1. Si pero en las puertas de la sede de PP, si que está de limpia como una patena. Ya me he cagado en la madre que los parió. Ale que les den.

    Un abrazo Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te llamarán yayo flauta, Rafa. Esta gente se SOBREsalta con facilidad.

      Eliminar
  2. Como bien dices todo el mundo es bueno, según el juez.
    Los dirigentes del Partido Peligroso son especialistas en BASURA, llevan muchos años, después del Glorioso Alzamiento, en tiempos de otro partido, Alianza Peligrosa, y no se cuánto durará, desgraciadamente más de lo que muchos quisiéramos
    Ahora bien, si todo el mundo actúo correctamente en la desgracia del Prestige, qué pasa con las consecuencias y desastres que ocasionó, quién paga?
    O es que quizá el Sr. Juez se ha equivocado o le ha salpicado la BASURA?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay demasiadas instituciones mirando hacia otro lado. Unos por cobardía y otros por interés. Así nos luce el pelo.

      Eliminar
  3. Huelen a mierda nuestros políticos, mucho más que el chapapote, que ya es decir.

    Abrazo Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ya ves, no hay consecuencias para políticos que tomaron decisiones ineficaces y dañinas. No hay responsabilidades. Lo dicho: tó er mundo e güeno.

      Eliminar
  4. querido
    gracias por el tiempo que te das para conocernos mejor a nosotras las mujeres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo es un privilegio y de él una inversión el dedicado a conocer bien a la mujer. Pero generalmente lo aprendemos tarde. Besos

      Eliminar
  5. Todavía tengo manchadas las manos, increible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay manos más limpias que las que se mancharon de chapapote colaborando en su recogida. Son otros quienes se las manchan ahora intentando taparlo todo. Mi más cordial bienvenida.

      Eliminar