lunes, 2 de diciembre de 2013

LA LUZ DEL TÚNEL DEL TIEMPO

     Ya sé que la foto le suena a algo pasado,  en función de la quinta a la que pertenezca.  Hace años los mozos,  que así nos llamaban cuando llegaba la época del obligado servicio militar,  nos clasificábamos por quintas y así éramos del tercero del sesenta y tantos o vaya usted a saber qué números.  Ahora solo hay mozos en  Cataluña,  pero los llaman  " con la ese ",  porque allí son muy finos y les ponen dos a falta de una porque tienen más dinero,  digo yo,  aunque anden siempre llorando.
     Los vi en la tele entrando a saco en un domicilio pero no gritaban  ¡mossos!  sino ¡policía!,  seguramente para evitar el cachondeo.
   Pero me pierdo;  lo que quería decirles es que en breve volveremos a ver en las esquinas a aquél individuo de la gabardina que nos sorprendía al pasar:
- Documentación, -  decía mientras mostraba en el revés de la solapa un escudo o insignia.
     Alguna vez se cabreaba uno y había que explicarle que ya era la tercera ocasión que se la enseñaba en la semana.
- Usted perdone,  que no me quedo con su cara -  respondía el impresentable.
     Ya de paso se le preguntaba por el suspenso en gimnasia del niño,  porque todos eran profesores de educación física o formación del espíritu nacional en algún colegio en su tiempo libre.
     Y volveremos otra vez a los informes del párroco del pueblo sobre cada individuo.  Que si fulanito vivía amancebado con mujer de mala nota,  por lo visto había señoras que estudiaban poco,  o zutanito había dicho alguna barbaridad en el tele-club,  seguramente en venganza por no haberse dejado meter mano en la sacristía.
     Quieren traernos de nuevo la época de caballeros mutilados en la cruzada o simplemente cojos de mierda,  según la zona donde le pilló el 18 de Julio del 36.
     Y pasearán bajo palio a los de la contabilidad  "B"  y los presuntos sobresueldos,   renacerá la ley de fugas para acallar conciencias a tiros y pondrán concertinas en las universidades para que no entren los pobres,  que dan mala imagen.  Y llamarán a todo la luz al final del túnel.  Y no resultará tan extraño el individuo de la foto.
     

6 comentarios:

  1. Cómo va a resultar extraño el de la foto si los que tenemos aquí y ahora son los cachorros de aquellos que le ayudaron en su sucio trabajo.
    Excelente entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos claramente cuesta abajo. Se tardarán muchos años en recuperar cuanto se está destruyendo. Aquellas cartillas de racionamiento y estas colas en los comedores sociales no son tan distintos. Dejaremos a nuestros hijos y nietos un país aún peor que el que recibimos. Y más injusto.

      Eliminar
  2. Esos mozos o mossos de Cataluña son muchos mozos. Por cierto estos días los he visto por allí. En cuanto a la foto, digo yo, si al excelentísimo en esa estampa ya le faltaba el huevo.

    Un abrazo Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente, Rafa. Su voz en los discursos era todo un espectáculo.

      Eliminar
  3. Andres Siempre es un placer pasar a visitarte
    Sos amenamente increible
    Te dejo un abrazo enorme

    ResponderEliminar