lunes, 13 de enero de 2014

MARCHANDO UNA DE GAMBAS

 
     Unos días en Sevilla y el mundo se ve mejor,  o así lo cree un gaditano que la quiere.   Quizás por eso viene a cuento la ilustración de un sevillano de cuna,  Velázquez,  con su obra   El triunfo de Baco,   más conocida popularmente como  Los borrachos.
     Tal como si fuera una mariscada al uso en UGT  de Andalucía,   celebrando acaso el nombramiento de distintos responsables con los mismos collares y el mismo olor a langostino.
     Y es que huelen a marisco los sindicalistas y si estos cambios no cambian el olor,  pues qué cambios son,  podría cantarse.
     Pero,  ya lo decía,  el mundo se ve mejor desde la romana  Hispalis,  cuando un juez,  excepcionalmente,  busca hacer justicia y no le importa imputar a una infanta en el país en el que ésta es igual para todos,  coñas aparte.
     Alguien del séquito de esta señora ha afirmado que todo queda justificado por el amor,  cegador por lo visto,  que ésta siente por su marido.   Algunos afirman que este individuo tiene estudios y otros,  más osados,  llegan a suponerle letrado.  Vaya usted a saber según qué cosas.
     Solo estuvo a punto de estropear estos días el disfrute de Sevilla,  ver en la televisión como un cerdo cómplice de asesinos hablaba de derechos humanos,  refiriéndose a quienes les negaron éstos a sus víctimas.  Yo prohibiría la televisión en los bares,  ya que no puede hacerse esto con la existencia de animales de dos patas.   Lo arreglé a tiempo,  dirigiéndome con firmeza al camarero:
-Marchando una de gambas. -  Le dije.   Y me quedé nuevo.

10 comentarios:

  1. Buen repaso has dado en poco rato. Entre los sindicalistas que se ponen hasta el culo, la dama que quería tanto al marido, que no sabía de sus trapicheos, sólo de la pasta, y del cabrón ese que habla de derechos humanos, pidamos también nosotros una de gambas, y para digerirlas con un buen vino rioja, con permiso de la recua mencionada.

    Un abrazo Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nuestro es un país de buenos vinos y mejores gambas, hablando de consumibles. Si se trata de impresentables, habrá que empezar a exportar por falta de espacio y exceso de cuota.

      Eliminar
  2. El abogado de cristinita, desde luego se ha lucido con el rollo patatero que nos ha echado sobre el matrimonio, es para sacarlo en dibujos animados. Y dicen que es listo... como serán los tontos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué nivel. Haría una gran pareja con el abogado de Urdangarín.

      Eliminar
  3. Los leo
    Me gusta como escribis.
    No entiendo el topico
    Pero igual me gusta
    Un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tanta distancia no es fácil entender cuanto sucede en el país de Rinconete y Cortadillo, estimada amiga. Muy cordiales saludos.

      Eliminar
  4. Pedirè otra de gambas para olvidarme un poco de esta España mia que cada dia muere un poco màs en las corruptelas de los poderes fàcticos.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes pedirlas, como hice yo, pero no quedan. Estos que pusimos entre todos a administrar el cotarro se las comen todas. Lamentablemente también algunos sindicalistas le han cogido gusto al marisco. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ojalá el problema fuera solamente lo borrachos que son...., que también. Las gambas producen una ilusión transitoria de que las cosas van bien. Disfruta

    Saludos Andrés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiempos de gambas para algunos, solo para algunos... Según el dicho: " Donde haya buena pesca, gaviotas verás". Qué país.

      Eliminar