miércoles, 5 de febrero de 2014

HÁGASE LA LUZ

     El Comité de la O.N.U. sobre los derechos de los niños ha hecho público un informe demoledor sobre algo conocido y que pocos se atrevían a mencionar.
     Denuncia decenas de miles de casos de pederastia cometidos por sacerdotes de la iglesia católica,  a los que ésta ha amparado habitualmente.  Como mucho ha trasladado al clérigo de parroquia.  Es cierto que últimamente  y ante las incesantes denuncias sobre el particular,  se ha ido apartando a algunos individuos,  más de cuatrocientos solo en el papado de Benedicto XVI,  pero la iglesia,  el Vaticano concretamente,  suele mirar hacia otro lado en estas cuestiones.
     Por eso rechinan los casos de obispos que pretenden hacer de la moral bandera en temas como la homosexualidad,  que puede curarse según alguno afirma,  o decirnos a todos los ciudadanos como debemos conducirnos.  De su ejemplo,  más que de sus enseñanzas,  es fácil deducir que no como ellos.

2 comentarios:

  1. Yo cuando salen a relucir estas cosas me enciendo, y no digo muchas barbaridades porque como he dicho en alguna ocasión, nos pueden cerrar el kiosco. Pero sí te digo que si a los curas estos guarros que han abusado y siguen abusando de niños, los dejaran en mis manos, en poco tiempo se quedaban más claros que los campanarios.

    Un abrazo Andrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y todavía nos dan lecciones de moral. Menuda tribu.

      Eliminar