martes, 8 de abril de 2014

MARTA

     De nuevo otra búsqueda frustrada de los restos de Marta del Castillo en los alrededores de Sevilla.
     El asesino continúa jugando con todos y manejando a su antojo el dolor de sus padres.  Ni la policía supo en su momento ni los recursos científicos actuales están ayudando a localizar su cuerpo.
     Las cárceles no son lo que fueron y el miserable no siente cercano el aliento de nadie.  Ahora entra en ellas cualquiera.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ese malnacido sigue riéndose de todos. Él y los que una lamentable investigación y aún peor instrucción judicial dejó en la calle. La cárcel ya no es lo que era, Tracy. La calle sí.

      Eliminar