viernes, 31 de octubre de 2014

LAS COSAS DE AHÍ DESDE AQUÍ

     Aquí arriba se toman a coña lo que sucede en España.   Igual que ahí.
     Como estoy  a la espera de clasificación,  me ponen a prueba y preguntan sobre cuanto sucede.  Yo les he puesto el vídeo de Dolores de Cospedal sobre la simulación de contrato en diferido y las risas llegaban al purgatorio.
     Un santo,  sé que lo es porque camina con peana,  me supone corrupto por ser español.
-Qué más quisiera yo,  su santidad, - le he dicho.
     El angelito que siempre le acompaña,  con lazito rosa en las alas,  me ha mirado sorprendido.  En todas partes cuecen habas,  he pensado.
     Explicar a este personal que pronto será algo llamado Podemos lo que gobernará este país no ha sido fácil.  A veces hay que simplificar y he optado por decir que entre unos sinvergüenzas y otros que no lo son menos,  entre sindicalistas ávidos de marisco,  banqueros mangantes y chorizos en general,  los ciudadanos van a optar por sanear la vida pública.
     Que van a elegir a desconocidos presuntamente honrados para deshacerse de gentuza demostradamente conocida.  O sea.
     El cielo es muy aburrido.  Baste decir que aquí estamos todos asexuados,  ni gurrinas ni conchitas;   en cambio y seguramente para diferenciarnos,  sí que hay tetas.  De ahí aquello de sin tetas no hay paraíso,  digo yo,  que algo es algo.
     He cursado mi décima instancia a los órganos superiores de mi sector,  solicitando el traslado inmediato al infierno.  He debido adjuntar hoja de méritos justificativos de la petición exagerando un poco algún extremo y al angelito administrativo le ha dado un pasmo leyéndola.  Esta gente es muy rara.
   
   

8 comentarios:

  1. Jajajaja, que bien tener un bloguero situado en las altas esferas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no, Tracy. Que es un error. Yo soy, por vocación, de abajo.

      Eliminar
  2. No me digas que ya hasta te codeas con los santos. Por eso has estado apartado un tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El infierno estaba en fiestas cuando llegué y me ubicaron en el cielo provisionalmente. Pero con consigo salir de aquí, Rafa. Les daré unos días y si no me trasladan formaré un cirio. Nunca mejor dicho. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Leí sonriendo y aun sonrío. Al parecer los trámites burocráticos no terminan con la muerte. Vaya!

    Saludos y un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la vida haciendo méritos para lo contrario y ya ves, vengo a dar sin mis huesos en el cielo. Cordiales saludos, Beatriz.

      Eliminar
  4. Jajjaja muy simpática tu entrada, me hiciste sonreir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces mereció la pena escribirlo. Bienvenida, María.

      Eliminar