viernes, 21 de noviembre de 2014

VAYA DÍA

      Pues sí que es un sorpresa lo de los curas de manos largas y obispos que no se enteran.  Toda una novedad.
      A algunos ya no les pone la confesión de la viejecita de turno y sacian su despreciable apetito con la carne fresca de sus víctimas.  Y no son pocos.
      La novedad es ver a una tonadillera entrando en la cárcel y por eso hay medio país paralizado pendiente de la puerta,  que tiene mucho morbo la humillación ajena.
      El otro medio está en cola ante el Ayuntamiento de Sevilla para despedir a Cayetana.
       La Duquesa de Alba,  no sé cuantas veces grande de España,  que vaya usted a saber qué es eso,  nos ha dejado a todos un poco,  a algunos del todo y al país viudo.
       Mientras una incansable Repsol continúa buscando petróleo en Canarias porque  actualmente el barril de crudo se valora más que el de sinvergüenzas.  Ya se sabe que lo que abunda se deprecia.
       A la Pantoja no le adelantarán el tercer grado para que salga a diario porque no es del partido.  El suyo no es pecado de amor,  como el de la Infanta.  A ella se la jugó el Cachuli,  que en el fondo no es más que un pobre hombre que no quiso serlo.   A ella la defiende un abogado y a Cristina la fiscalía.
       Se nos ha ido una figura de otro tiempo y a la de éste la metemos en la cárcel.  A los curas  ha tenido que ser el gran jefe quien les meta mano.  Un par de hostias,  nunca mejor dicho,  es lo que merecen.
     
     
     
     

6 comentarios:

  1. No sé si has querido decir que la Pantoja no debería de estar en la cárcel por ser una figura de nuestro tiempo (?). En caso de que así lo creas, es absurdo. Se merece ir a la cárcel como que la Infanta también se lo merece. La una, recibiendo un trato espectacular en el hostalito andaluz con aspecto de prisión, y la otra respaldada hasta por la propia Justicia. Aquí cada uno ha metido mano donde ha podido. Y claro, los de arriba tienen la boca del saco a su alcance; los de abajo, se conforman con ir abriendo la boquita para ver lo que cae. Muy, muy triste que los que se supone que dan la cara por la sociedad, la tengan tan dura. Separación de poderes ya. Trato igualitario. Impunidad, cero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, estimada amiga. No seré yo quien discrimine la clientela de las cárceles. Ambas señoras lo merecen, sin duda. Lo triste es ver un país mentalmente paralizado por estos personajes.

      Eliminar
  2. Ah, y esos curas no merecen un par de hostias. Merecen mucho más que un par de hostias. Demos gracias al tito Paco, que parece que por fin mueve a la arcaica Iglesia en dirección, si no a este siglo, un poco más cerca. La Iglesia ha deformado tantísimo el mensaje de Jesús que lo ha mancillado, lo ha aplastado y después se ha cagado sobre él. La Iglesia deshonra a Jesús, independientemente de si era Dios o no, cosa que es, dicho sea de paso, indemostrable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comienzo por pedir disculpas por la tardanza en responder. A veces vagueo. Para mi la Iglesia tiene poco o nada que ver con Dios. Cada vez es menos cierto aquello de que la Iglesia somos todos. Besos.

      Eliminar
  3. Un panorama esperpéntico aunque supongo que todas las épocas han tenido ese grado de ridiculez y lo de la iglesia como dirían brutamente...es para echarles de comer aparte....Coincido en que el papa actual parece una persona coherente y dispuesto a solucionar problemas reales, y no a ser un teleñeco más de los medios de comunicación. De lo que dijo Jesús a lo que practican los "crastianos", van unas cuantas leguas de viaje....submarino si se quiere.
    Y en cuánto a Españistan....¡cuánto más nos queda por ver, en esta insoportable verbena de corruptelas! Permite que me cite a mi mismo jeje, aunque esto pueda parecer pedante..."la estafa dentro de la estafa".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cuna de Rinconete y Cortadillo. Los actuales salen a diario en televisión.

      Eliminar